Tu Cesta

Trufa de invierno & trufa de verano

¿Qué diferencia existe entre la trufa de invierno y la trufa de verano? Si has escuchado que la trufa de invierno es más apreciada que la de verano, la respuesta es afirmativa. Antes de pasar a darte los detalles para que puedas diferenciarlas, primero debes saber que la trufa de invierno también se conoce por su nombre científico, Tuber melanosporum, pero suele llamarse, sencillamente trufa negra de invierno, y la trufa de verano se denomina Tuber Aestivum.

Pasamos a señalar las cualidades de la trufa de invierno (Tuber melanosporum), comparándola con la trufa de verano (Tuber Aestivum).

Diferencias entre la trufa de invierno y trufa de verano

  • La denominación trufa de invierno hace referencia a la estación de la que se recolecta, siendo la temporada de la trufa negra desde mitad de noviembre hasta mitad de marzo. La trufa de verano se recolecta en la época estival, adentrándose brevemente en el otoño.
  • Ambas trufas se asocian a raíces de especies autóctonas del género Quercus (encinas, robles…), siendo las condiciones ambientales de la trufa de invierno más exigentes que las de la trufa de verano. El crecimiento de esta última es mucho más prolífero y por tanto menos cotizada en el mercado (unido a otras condiciones que te detallamos a continuación).
  • La trufa de invierno es más apreciada en la cocina en fresco, de temporada, donde explota todo su potencial, mientras que la trufa de verano se utiliza más para conservas, algunos restaurantes la introducen también en su cocina diaria.
  • En cuanto a sus propiedades organolépticas, la trufa de invierno posee un aroma más perfumado y un sabor más intenso que la de verano.
  • Por su imagen exterior, visualmente no son sencillas de diferenciar, pues ambas son negras y rugosas, aunque la trufa de verano presenta formas piramidales más pronunciadas que la trufa negra.
  • En cuanto a su interior, la trufa de invierno, cuando llega a su madurez, presenta un tono pardo-negruzco con vetas blancas, mientras que la trufa de verano se caracteriza por un color pardo grisáceo, también con vetas blancas en su maduración.

En La Finesse trabajamos lo mejor que nos dan nuestras fincas de Teruel, un contraste entre tierras arcillosas y calcáreas, que aportan unas cualidades diferenciadoras y deliciosas a nuestras trufas.

Conoce más de nuestras trufas aquí: Trufa Negra La Finesse